Ir al contenido principal Promociones activas

Cambios y devoluciones gratis en un plazo de 30 días.
Ponte en contacto con nosotros para recibir información personalizada.

Recursos de excelencia

Joyero de renombre internacional, Cartier representa tan sólo una parte mínima del consumo mundial de diamantes. De hecho, la mayoría de los productos joyeros no llevan un nombre de marca. Sin embargo, hemos optado por tomar la iniciativa adoptando una conducta ética ejemplar. Una opción natural, dada la reputación de Cartier y nuestro compromiso de excelencia.

Por consiguiente, la lucha contra los diamantes de sangre es una prioridad de nuestra Política de Responsabilidad Corporativa.

DIAMANTES DE SANGRE

La Organización de las Naciones Unidas define los diamantes de sangre como los "diamantes que proceden de zonas controladas por fuerzas o fracciones opuestas a los gobiernos legítimos e internacionalmente reconocidos, y que son utilizados para financiar acciones militares contra dichos gobiernos o en contradicción con las decisiones del Consejo de Seguridad".

El término apareció durante los años 1990, durante los conflictos que devastaron algunos países africanos: Sierra Leona, Liberia, Angola... Estos conflictos suscitaron una fuerte movilización bajo la égida de la ONU. Estados productores de diamantes, países importadores y exportadores de diamantes, actores de la industria del diamante y ONGs (Organizaciones No Gubernamentales) quisieron contribuir a devolver la paz a las zonas en conflicto.

Su ambición: garantizar la estabilidad y el desarrollo de las economías, especialmente del sur de África, que dependen en gran medida del comercio legítimo de diamantes en bruto.

EL PROCESO DE KIMBERLEY

El Proceso de Kimberley fue iniciado en 2000 por la ONU, los Estados productores de diamantes, la industria del diamante y algunas ONGs. Su objetivo: garantizar que ningún diamante en bruto que llegue al mercado mundial sea un "diamante de sangre". Desde septiembre de 2007, el proceso de Kimberley cuenta con 54 participantes que representan a 81 países (la Unión Europea y sus Estados miembros cuentan como un único participante), es decir, la mayoría de actores de la producción y del comercio de diamantes en bruto. El proceso de Kimberley impone desde el 1 de enero de 2003 un dispositivo de certificación.

El Proceso de Kimberley estableció un sistema de certificación que entró en vigor el 1 de enero de 2003. Los diamantes en bruto deben ser exportados en contenedores sellados con certificados de origen numerados y expedidos por las autoridades. Las inspecciones son frecuentes. Todo país que actúa de manera contraria puede verse sancionado y excluido del sistema. Resultados en 2006: más del 99 % de los diamantes en bruto en circulación proceden de fuentes certificadas libres de conflicto.

SISTEMA VOLUNTARIO DE GARANTÍAS

El Sistema de Garantías complementa al Proceso de Kimberley. A diferencia del Proceso de Kimberley, también se aplica a los diamantes tallados. El conjunto de la industria del diamante se ha comprometido a apoyar la lucha contra el comercio de diamantes de sangre a través de medidas suplementarias que se aplican a la fabricación y a la venta de diamantes y artículos de joyería. Todo vendedor de diamantes tallados emite una declaración certificada escrita, que se irá transmitiendo cada vez que el diamante cambie de manos. Esta declaración certificada garantiza que el diamante procede de una fuente libre de conflicto. Figurará en las facturas emitidas en cada etapa del recorrido del diamante.

CARTIER

En Cartier, sometemos todas nuestras compras de diamantes al Sistema de Garantías desde que este esquema fue introducido en enero de 2003. Requerimos una Declaración de garantía para cada factura que recibimos relativa a los diamantes.

Los compromisos de Cartier van más allá del diamante. Descritos con detalle en nuestra Política de Responsabilidad Corporativa, se refieren a tres ámbitos (ético, social y medioambiental) y se aplican a todas nuestras líneas de productos.

Para saber más sobre la industria del diamante, le invitamos a visitar www.diamondfacts.org. Esta organización internacional tiene la finalidad de erradicar el comercio de diamantes procedentes de zonas en conflicto o que atenten contra la dignidad humana.

Cartier mantiene con sus proveedores relaciones inscritas en el largo plazo y basadas en el respeto de unos valores comunes. Trabajamos diariamente con ellos para ayudarlos a respetar los compromisos de nuestra Maison.

BIRMANIA: NUESTRA POSICIÓN

En el marco de su línea de progreso continuo, desde octubre de 2007, Cartier ha puesto fin a la compra de piedras que pudieran procede de Birmania (Myanmar), cualesquiera que sean los países donde se tallan y se exportan dichas piedras, hasta nueva orden.

Cartier también ha pedido a sus proveedores de piedras de color que garanticen en sus envíos que las piedras proporcionadas no han sido extraídas en Birmania.

Cartier realiza análisis gemológicos puntuales de los lotes de piedras recibidas para evaluar la credibilidad de las declaraciones de los proveedores en lo referente al origen de las piedras suministradas.

NUESTRAS COMPRAS DE ORO

Nuestra proyección excepcional en el universo de la joyería nos impone ciertas responsabilidades ante la sociedad que superan los límites de nuestras propias actividades y de nuestra cadena de abastecimiento. Así pues, consideramos que tenemos un papel que desempeñar en el sector de la joyería en sentido amplio y, más concretamente, en la extracción minera y en la producción de metales y minerales preciosos.

Durante los últimos años, hemos intentado comprender mejor los desafíos a los que se enfrenta nuestro sector, con el fin de buscar soluciones que respondan a los distintos retos planteados, tanto en la extracción de metales preciosos a gran escala, como en la artesanía minera.

Estos desafíos pueden ser de carácter social o medioambiental y, en algunos casos, implican terribles violaciones de los derechos humanos. Aunque estas realidades no se producen exclusivamente en la cadena joyera, y no pueden solucionarse sólo con la actuación de las empresas, ni sin el apoyo de los gobiernos concernidos, no por ello nuestro sector debe dejar de movilizarse para actuar: una joya es un regalo particularmente simbólico, y nuestros clientes esperan que su resplandor sea auténtico.

En Cartier, nuestros proveedores de oro se han comprometido por escrito, sin equívocos, a instaurar un abastecimiento responsable, tal y como describe el Responsible Jewellery Council en su código de Prácticas También se han comprometido a hacer, en sus propias empresas y en su ámbito de influencia, todo lo posible para impedir que el oro susceptible de financiar violaciones de los derechos humanos pueda entrar en la cadena relojera y joyera, concretamente en lo referente a nuestro abastecimiento. Actualmente, exigimos que nuestros proveedores de oro se adhieran al RJC y que obtengan la certificación de que sus acciones están en conformidad con su Código de Prácticas, que cubre los derechos humanos y las prácticas éticas, sociales y medioambientales.

En conformidad con nuestra dedicación a la excelencia desde la fundación de nuestra Maison en 1847, Cartier se compromete con unos principios y prácticas de negocios responsables y sostenibles, incluido el abastecimiento sostenible. Trabajamos para defender estas prácticas y principios en todas las líneas de negocio, incluyendo los productos de piel.

Nos hemos esforzado por desarrollar un entendimiento más profundo y global de la producción, el procesamiento y el comercio global, especialmente del cuero y las pieles exóticas para desarrollar, fomentar e implementar una gestión y unas prácticas de abastecimiento sostenibles en este campo.

EN 2009 CARTIER SE UNIÓ AL RESPONSIBLE LUXURY INITIATIVE

El Responsible Luxury Initiative (ReLI) está compuesto por empresas de la industria del lujo comprometidas con los avances en las buenas prácticas sociales, medioambientales y de bienestar animal en sus operaciones Corporativas, incluyendo las prácticas de aprovisionamiento sostenibles. El grupo de trabajo fue convocado por Business for Social Responsibility (BSR) que también actúa como facilitador para el ReLI.

El grupo se compromete a debatir sobre los retos medioambientales, sociales y de gobernanza comunes a los que se enfrenta el sector del lujo, fomentando la transparencia, el intercambio de conocimientos y la colaboración a través de cadenas de abastecimiento comunes.

El enfoque del ReLI se basa en:

  • La investigación de los impactos sociales y medioambientales del aprovisionamiento de productos.
  • La consulta con las partes interesadas sobre la dinámica del sistema de la cadena de abastecimiento y las soluciones potenciales para los temas relativos a la sostenibilidad.
  • La colaboración con los homólogos mediante reuniones presenciales y teleconferencias para sacar a la luz los distintos asuntos que se presenten y determinar enfoques comunes.


Para obtener información más completa: www.bsr.org/en/collaboration/groups/responsible-luxury-initiative

En el marco de su política de responsabilidad Corporativa, la Maison Cartier extiende, además de la joyería y la relojería, su deber de ejemplaridad a los oficios del perfume.

Los perfumes Cartier y sus derivados de perfumería no son probados con animales, ni en Europa ni fuera de ella, y respetan estrictamente la Reglamentación de Perfumes y Cosméticos vigente en Europa.

Nuestra estrategia de desarrollo requiere que vayamos más lejos de la normativa existente y que vigilemos activamente la legislación para mantener una lista de ingredientes "sensibles" cuyo uso prohibimos o restringimos en nuestras fórmulas. Al mismo tiempo, en nuestra búsqueda continua de la excelencia, tenemos cuidado de no reprimir el proceso creativo.

Ningún perfume Cartier fabricado actualmente contiene materias de origen animal, como la civeta o el castóreo, aunque a día de hoy estas sustancias no estén prohibidas por la reglamentación. En las extensiones de líneas perfumadas (leche corporal, gel de ducha, loción para después del afeitado...), en las fórmulas de Cartier Parfums sólo pueden estar presentes derivados neutros procedentes del mundo animal, como la miel.

En cuanto a los ingredientes vegetales, nuestros socios y proveedores llevan a cabo acciones para la biodiversidad . Nosotros fomentamos sus acciones a través de nuestras creaciones, desarrollos y compras (ejemplo de abastecimiento del sándalo en Australia tras el enrarecimiento del sándalo Mysore en la India).

En cumplimiento de nuestra filosofía de responsabilidad corporativa, nos comprometemos a utilizar en la elaboración y el embalaje de nuestros productos materias producidas de manera responsable.

PAPEL Y MATERIAL IMPRESO

Además de utilizar papel TCF (totalmente libre de cloro) y ECF (libre de cloro elemental), Cartier se compromete a optar por papel procedente de bosques gestionados de una manera respetuosa con el medio ambiente, beneficiosa socialmente y viable desde el punto de vista económico.

Nuestra política nos lleva a buscar sistemáticamente materias procedentes de bosques gestionados de manera responsable, con la certificación correspondiente de la cadena de custodia del proveedor y de las materias.

EMBALAJE

En las actividades de embalaje, Cartier contrató a una empresa especializada para llevar a cabo análisis completos del ciclo de vida de dos de sus productos icónicos: la bolsa roja de Cartier y las cajas de regalo rojas que alojan todos los productos Cartier. Se eligieron estos dos productos por ser emblemáticos de la marca y por ir más alla de un producto específico, ya que se utilizan con frecuencia en todas las tiendas para empaquetar los relojes, la joyería y los accesorios.

El análisis del ciclo de vida engloba un extenso ejercicio de recogida de información en campos como el uso de las materias primas, los procesos de producción y el transporte de ambos productos.

Los estudios destacaron áreas potenciales de mejora medioambiental y han servido de catalizador, alentando al equipo de compras a trabajar con los proveedores para investigar materiales de fibra alternativos y sostenibles para sustituir los anteriores.

Todas nuestras bolsas de compra rojas están hechas con papel FSC (Forest Stewardship Council) o PEFC (Programme for the Endorsement of Forest Certification schemes).

Desde finales de 2009, el estuche rojo de Cartier está hecho con un material más respetuoso del medio ambiente en su envoltura y su tapa, y utiliza revestimientos solubles y libres de plásticos. El papel que se utiliza para envolver los estuches rojos contiene un 50 % de fibras recicladas PCW y cuenta con la certificación FSC.

PRODUCTOS TEXTILES

Como parte del compromiso Cartier de responsabilidad medioambiental, hemos extendido nuestro análisis de los recursos y materiales utilizados más allá de las materias preciosas, para incluir las materias textiles.

Por ello, hemos realizado un análisis profundizado de nuestros instrumentos de servicio postventa (bolsas rojas para la joyería, los relojes y accesorios). Desde 2011, nuestras bolsas de postventa están hechas con un material que cumple con la norma 100 OEKO-TEX®.

La asociación internacional OEKO-TEX® es una alianza de 15 institutos textiles, de investigación y de pruebas reputados de Europa y Japón, con filiales y centros de información en más de 50 países de todo el mundo.

La norma 100 OEKO-TEX® es un sistema uniforme y global de test y certificación para las materias primas, los productos intermedios, y productos terminados textiles en todas las etapas de la producción. Su finalidad es garantizar que los productos no contienen sustancias dañinas. El catálogo de criterios de prueba contiene más de 100 parámetros de test.

Desde 2013, todos los uniformes del personal de las joyerías se fabrican con materias que respeten la norma 100 OEKO-TEX®. Ampliar el ámbito de nuestros análisis y actuaciones al textil profesional es una ampliación natural del enfoque de Cartier hacia la responsabilidad corporativa.

Aunque reconocemos que nuestra huella de carbono directa es relativamente pequeña en comparación con la de otros sectores, nos comprometemos a minimizar nuestro impacto en el entorno natural mediante iniciativas de este tipo en las joyerías, la optimización del uso de la energía en las instalaciones de fabricación, así como iniciativas de concienciación.

LA HUELLA DE CARBONO / NEUTRALIDAD DE CARBONO

El reconocimiento del papel que desempeñamos en el control de las emisiones de gases de efecto invernadero nos lleva a medir nuestras emisiones cada año con el fin de reducirlas.

A través de la medición y la adquisición de compensaciones de carbono, Cartier es neutro en carbono desde marzo de 2009.

Nuestra huella de carbono se calcula utilizando una plantilla adaptada del Protocolo de Gases de Efecto Invernadero (GEI) del Consejo Empresarial Mundial para el Desarrollo Sostenible (WBCSD). Este protocolo es la plantilla internacionalmente aceptada para la contabilización y la elaboración de informes sobre las emisiones de GEI.

Esta medición cubre:

  • Las emisiones directas de GEI de fuentes que son propiedad de la empresa o están bajo su control. Estas incluyen el uso de energía de los edificios y las emisiones asociadas con los vehículos que utilizamos.
  • Las emisiones indirectas asociadas con la electricidad, el calor y el vapor consumidos.
  • Otras emisiones indirectas derivadas del uso de vehículos privados y de los viajes realizados en líneas aéreas comerciales para desplazamientos de negocios.


LAS BOUTIQUES DE CARTIER, ESCAPARATES DE SU COMPROMISO MEDIOAMBIENTAL

La joyería y la relojería exigen una iluminación de alta calidad, potente y concentrada.

Consciente del impacto medioambiental de la iluminación de sus joyerías, Cartier se ha replanteado su concepto de iluminación para conciliar esta exigencia con la reducción de su impacto medioambiental.

La búsqueda de soluciones responsables, en colaboración con nuestros proveedores, se inició en 2002. Esta búsqueda ha llevado a Cartier a lograr que sus socios desarrollen una tecnología LED que consume la mitad, con la misma calidad, con un desprendimiento de calor sensiblemente inferior y un ahorro de energía nada menospreciable.

La iluminación de Cartier integra las nuevas exigencias de desarrollo sostenible y las nuevas fuentes capaces de responder a las mismas. Es decir, que respeta la nueva norma HQE (alta calidad medioambiental), relativa al sector de la construcción, cuyo objetivo es tener en cuenta los tres pilares y retos del desarrollo sostenible durante el ciclo de vida del edificio.

Nuestro objetivo es equipar totalmente las joyerías con bombillas de bajo consumo de aquí a tres años, si la evolución de esta tecnología así lo permite.

Cartier fue una de las primeras marcas en elegir LED para la iluminación de sus artículos de relojería y joyería. El nuevo sistema de iluminación se estrenó con las lámparas de sobremesa y los expositores en 2009, para ampliarse en 2010 a los mostradores y a la iluminación mural. Desde 2012, todas nuestras nuevas joyerías están íntegramente equipadas con bombillas LED.

La confianza es fundamental en el mundo de la joyería y la relojería. Es la promesa que une a Cartier con sus clientes en todos los ámbitos, es decir, la calidad y la procedencia de las piedras, la belleza y la originalidad de la creación, la excelencia de la factura, el nivel de eficiencia técnica, la atención en el servicio y, en un mundo cada vez más preocupado por su futuro, la gestión de nuestra responsabilidad social y medioambiental.

La política de responsabilidad corporativa de Cartier sienta las bases de los compromisos ético, social y medioambiental de la empresa. Dicha política dicta la manera con la que la empresa se compromete a trabajar, con un espíritu de progreso continuo compartido por todos los empleados y proveedores de todas las líneas de productos, de un extremo al otro de la cadena de valor.

PROGRAMA DE AUDITORÍA DE PROVEEDORES

Exigimos que nuestros socios comerciales se adhieran a los altos estándares que establecemos nosotros mismos como condición para hacer negocios con nosotros. La implementación práctica de esta política en nuestra cadena de abastecimiento se controla mediante un programa de auditoría global lanzado en 2007.
Las auditorías de responsabilidad corporativa son realizadas por una empresa independiente e internacional.

Estas auditorías abarcan una amplia gama de criterios para evaluar la eficiencia ética, social y medioambiental de los proveedores. El programa se aplica a los proveedores de todas las líneas de productos y áreas de negocio, desde las materias primas hasta la fabricación, así como los embalajes y los suministros de las joyerías. Dicho programa ha sido desarrollado en colaboración con los proveedores y fomenta un proceso de mejora continua a través del intercambio de buenas prácticas. Con este espíritu, y como parte de una demanda de excelencia inflexible, Cartier se aseguró de que sus propias instalaciones de fabricación fueran auditadas utilizando la misma metodología antes de extenderla a sus proveedores externos (nivel 1 y nivel 2).

"LEY DE CALIFORNIA DE TRANSPARENCIA EN LAS CADENAS DE SUMINISTRO DE 2010"

La Ley de California de Transparencia en las cadenas de suministro de 2010 (SB 657), aplicada a partir del 1 de enero de 2012 en el Estado de California, tiene el objetivo de aumentar la cantidad de información que los fabricantes y minoristas ponen a la disposición del público en lo relativo a sus esfuerzos en el tratamiento de temas como la esclavitud y el tráfico de personas, permitiendo así que los consumidores puedan elegir de una manera mejor y más consciente los productos que compran y las empresas a las que deciden apoyar.

Exigimos que cada uno de nuestros proveedores se adhiera a la Política de Responsabilidad Corporativa de Cartier, que establece lo siguiente:

  • Creemos en los derechos humanos fundamentales y en la dignidad del individuo, tal y como se definen en la Declaración Universal de los Derechos Humanos de las Naciones Unidas, y los respetaremos.
  • No toleraremos el recurso al trabajo infantil.
  • No toleraremos el recurso al trabajo forzado ni la obstaculización de la libertad de movimiento de los empelados y sus allegados.


Los proveedores de Cartier están sometidos a auditorías realizadas por un tercero independiente que lleva a cabo una evaluación completa del cumplimiento de la regulación social, incluyendo el trabajo forzado.

Volver al inicio

Pie de página: desde aquí puedes inscribirte en la newsletter, navegar por el menú de servicios, acceder a sitios web externos # OSNAME # o cambiar el país de navegación.