Ir al contenido principal

Cambios y devoluciones gratis en un plazo de 30 días.
Ponte en contacto con nosotros para recibir información personalizada.

Juste un Clou

La pulsera Juste un Clou es, ante todo, un clavo. Un clavo transformado en una pieza de joyería.

Diseño

La pureza de la línea sublima un simple clavo en una pieza excepcional.
El diseño de la pulsera Juste un Clou se impone con un trazo. El deseo de Cartier de llevar el objeto a su expresión más depurada: la estructura de un clavo cuya lectura es inmediata, comprensible a primera vista.

La leyenda y
la historia

Creada en 1971 en Cartier Nueva York, la pulsera Juste un Clou se llamó entonces la pulsera Nail. Cuando la pulsera volvió a aparecer en la década de 2000, la pureza de sus líneas le valió el nombre de Juste un Clou. En la actualidad, la colección se presenta en oro amarillo, rosa o blanco, con una cabeza de tornillo con o sin diamantes. Además, se enriquece con anillos y broches, collares o pendientes.

Salta el contenido de la ventana de reproducción

Reinventada constantemente

La pulsera Juste un Clou, una pieza de diseño cuyo trazo se impone como una evidencia en todas sus variaciones.

Volver al inicio

Pie de página: desde aquí puedes inscribirte en la newsletter, navegar por el menú de servicios, acceder a sitios web externos # OSNAME # o cambiar el país de navegación.